Orión - ezine de divulgación literaria

NEUROCIENCIA Y LECTURA DE NOVELAS

Carol Clark-Emory

Neurocientífico Gregory Berns hace importantes descubrimientos sobre el efecto de la lectura en cerebro humano.

Neurocientífico, Grergorio Berns

El Dr. Gregory Berns es el conductor de esta importante investigación neurocientífica sobre el efecto de la lectura de una novela en el cerebro humano.

Novela Pompeya

Thriller Pompeya, que sirvió de lectura para efectuar esta investigación en el cerebro de lectores.

Hospital Emory

Emory University Hospital en Atlanta, Georgia. En este hospital se realizó la presente investigación neurocientífica; aquí también se trató a pacientes con ëbola traídos desde Africa, y que lograron recuperarse.

Las nuevas investigaciones neurobiológicas utilizando el Functional Magnetic Resonance Imaging ((fMRI), han empezado a identificar redes cerebrales asociadas con la lectura de historias. La mayoría de estudios previos fueron enfocados en el proceso cognitivo, basados en lecturas de cuentos al momento que los sujetos investigados leian las obras en el scanner del fMRI.
Este estudio, en cambio, fue enfocado en el efecto neurológico persistente después de la lectura de una novela. Participaron en el experimento veintiun estudiantes universitarios de Emory Hospital, el cual fue realizado en 19 días consecutivos. Todos los participantes del estudio, leyeron la novela Pompeya, un thriller de Robert Harris del año 2013. Esta novela está basada en la erupción del volcán Vesubio y sus efectos en la antigua Italia.
"La historia relata la experiencia del protagonista quien, al momento de la erupción, se encontraba en las afueras de la ciudad, y al notar la humareda y otras cosas extrañas que suceden alrededor del volcán." Berns dice: "trata de volver a Pompeya rápidamente para salvar a la mujer que ama. Mientras tanto, el volcán sigue lanzando humareda y ninguna otra persona en la ciudad es capaz de reconocer aquellos signos."
Los investigadores escogieron este libro por tener una excitante trama. "en él se describen situaciones verdaderas utilizando una técnica de la ficción," dice Berns: "Era muy importante para nosotros que el libro escogido tuviera una poderosa narrativa."
En los primeros cinco días, los participantes llegaban cada mañana para efectuarles un escaneo básico en el fMRI a su cerebro en una situación de descanso. Después de ello se les volvía a a dar nueve secciones de la novela, de más o menos 30 páginas cada una que deberían durarles nueve días. Se les solicitaba que leyeran la sección asignada por la tarde, y luego visitarnos a la siguiente mañana.
Después de tomarles una pequeña prueba para comprobar que efectivamente ellos habían leído la sección asignada, los participantes eran sometidos a nuevo escaneo fMRI a su cerebro, siempre en un estado de descanso y sin lectura. Después de completar estas nueve secciones de la novela, los participantes volvieron cinco veces más por las mañanas para someterse a adicionales escaneos en un posición de descanso.
Los resultados de esta prueba mostraron, a la mañana siguiente de la lectura, que hubo una alta conectividad en la corteza cerebral, un área del cerebro asociada a la receptividad del lenguaje.
Aunque los participantes no estuvieron en realidad leyendo la novela al momento de ser escaneados, ellos mantuvieron esa elevada conectividad, "Bern dice: Nosotros llamamos e eso 'conectividad sombra', casi como una memoria muscular.
La conectividad elevada también ha sido observada en el surco central del cerebro, motor sensorial primario del cerebro. Las neuronas de esta región han estado asociadas en hacer representaciones de sensación para el cuerpo, un fenómeno conocido como cognición de tierra, algo así como cuando pensamos, por ejemplo, exactamente en correr, con ello activamos a las neuronas asociadas con el acto físico de correr.
El cambio neuronal que nosotros encontramos asociado con sensación física y sistemas de movimiento, nos sugiere que leer una novela puede llevar al lector a 'meterse en los zapatos' del protagonista, Berns dice: Nosotros ya sabíamos que las buenas historias lo pueden poner a uno, figurativamente, en los zapatos de alguien. Ahora estamos comprobando que también algo puede estar sucediendo biológicamente.
Los cambios neuronales no fueron una reacción inmediata, dice Berns, ya que esos cambios persistieron a la mañana siguiente después de la lectura, y durante los siguientes cinco días después que los participantes completaron la lectura de la novela.
Queda pendiente una interrogante que es saber ¿cuánto tiempo durarán estos cambios neuronales? dice Berns Pero el hecho de que lo hayamos detectado en apenas unos días, y con una novela escogida casi al azar, nos sugiere que las novelas favoritas de uno podrían tener un más grande y duradero efecto en la biología de nuestro cerebro.

Los co-autores de este ensayo neurocientífico son: Kristina Blaine and Brandon Pye from the Center for Neuropolicy, and Michael Prietula, professor of information systems and operations management at Emory's Goizueta Business School. Source: Emory University


Advertisement

EL INFORMAL
por Rolando Sifuentes

Novela El Informal de Rolando Sifuentes NOVELA URBANA
La historia del Informal transcurre en la Lima de mediados de la década de 1990, cuando la política económica Neo-liberal provoca gran desocupación en la población. Este es el caso de Gonzalo, el personaje principal de la novela quien se ve obligado a emprender la nueva tarea de crear él mismo su propio trabajo para subsistir. Es cuando se pone a prueba la bondad del Hombre, se descubre al buen amigo y también se aprende a valorar al verdadero amor y cuan duradero es en tiempo de crisis.
La novela es impresa en Estados Unidos por Lulu Press Inc bajo impresión En Demanda.
ISBN 978-1-291-77749-9
se despacha por correo. Para más info y leer las primeros 10 páginas sin cargo, ir a: EL INFORMAL

También hay una edición impresa en Lima:
ISBN 978 6 124 182112,
Se vende en: Librería, "Petit"
Av. Canadá 3355 San Luis,
teléfono 3463395, Celular: 997856459
Precio de Promoción.




Flecha Arriba
ARRIBA