Orión - ezine de divulgación literaria
Reloj de arena

Historia del Reloj

El reloj de arena se empleó en épocas pasadas, y fue quedando en desuso en cuanto mejoró el reloj mecánico. Sin embargo los marineros prefirieron el reloj de arena por su adaptabilidad al ambiente tan rústico en el mar hasta mediados del siglo XIX.
Los marineros confiaban en este reloj de arena, aunque no fuera tan exacto les servía para calcular la marcha del barco en cuanto a su latitud y longitud.

HISTORIA DEL RELOJ

Andy Lipps

...Construir la historia, esclarecer la vida desde su subsuelo.

El reloj: cinco siglos de evolución para darnos la hora exacta

reloj de sol o solar Ciertamente, los relojes de hoy en día en nada se parecen a lo que una vez fueron - esto puede interpretarse como algo bueno para nosotros.
Para hablar sobre los primeros relojes debemos remontarnos hasta el siglo XIV (1300s). En esa época el reloj se constituyó en un gran paso adelante en la medición del tiempo comparándolo al reloj de sol (sundial - ver figura tomada de Wikipedia) que se utilizaba para obtener la hora. Con el reloj de sol no se podía decir que se disponía de la hora exacta.
Los primeros relojes mecánicos de esa época, funcionaban con grandes resortes y grandes contrapesos. Es difícil imaginar hoy teniendo a la mano tan modernos y sofisticados relojes, que el resorte que acciona al reloj para su exactitud, recien se inventara a finales del siglo XV.
Naturalmente que el término "exactitud", era por esos tiempos muy relativo. Fue la constante demanda de relojes confiables lo que condujo a los fabricantes a lograr importantes avances en la fabricación de este artefacto. El standard establecido para los relojes de bolsillo, relojes de pared a dial, y el minutero recién fueron utilizados en 1577. Ello se debió al pedido de un astrónomo para que se inventara un reloj que le sirviera mejor en el control y observación de las estrellas.

Despues del gran avance del reloj con la inclusión del minutero, pasaron otros setenta y cinco años para que se inventara el péndulo, basado en diseños de Galileo. El péndulo ayudó a lograr más exactitud en la medición del tiempo. Hasta cierto punto, después de estos avances históricos, las subsiguientes mejoras tecnológicas que se lograron, fueron mucho más consistentes. Apareció el reloj cucú que con el tiempo fue mejorando. Después se diseñó el reloj eléctrico aumentándose aun más la exactitud de la medición.

A finales del siglo 19, fue descubierto el cuarzo con el que se pudo crear vibraciones muy exactas para controlar el tiempo, y desde esa fecha se le empezó a utilizar con regularidad en la construcción de relojes. Un poco después se obtuvo otro logro tecnológico cuando se creó la cuerda automática. A partir de allí, los cambios más notorios se dieron en lo referente al diseño. Luego se diseñaron relojes controlados atómicamente, hasta llegar a las esferas digitales de nuestro tiempo.

Una opción superior para aquellos que son apasionados de los relojes, y reconocen que el tiempo es algo más que un aparato que solo utilizamos para determinar la hora en que haremos tal o cual cosa, es considerar al reloj como obra de arte, motivo de conversación, y a la vez pieza vital en la decoración del hogar u oficina. Algunos de estos modelos más populares en la actualidad son:

* El reloj del abuelo. Este modelo grande y majestuoso, debe su nombre principalmente a lo antiguo, que va pasando como herencia de generación en generación. Este reloj de pared es frecuentemente usado ya sea en el hogar como en la oficina, y los hay en diversos materiales, estilos y diseños que se convierten en punto focal de cualquier ambiente.

* Relojes del cuckoo. El reloj cucú tiene dos propósitos: el primero es, por supuesto, el control de la hora, y el segundo objetivo es mostrar escenas extravagantes desde el pajarillo cantando a las muchachas danzarinas que nunca pasan de moda.

* Relojes de chimenea. En sus dos versiones: de cuerda y cuarzo, estos relojes completan la apariencia de la repisa hogareña de la chimenea. De este modo su sala transmite un mejor sentido de armonía con el ambiente.

* Y aun hay más variedades de relojes a los que se pueden describir como decorativos. Un reloj decorativo le permite a usted escoger un medidor del tiempo que esté a tono con la habitación donde ha de ser colocado: uno moderno de comedor o uno de fantasía para enseñar a los niños a dar la hora; también relojes con temas deportivos o de animales. Igualmente los hay con forma de guitarras, y pueden contener un elemento de neon o un fondo de vidrio biselado que llamará mucho la atención a las personas que los miran. Estos últimos relojes son buenos para las habitaciones de recreo u algun otro lugar donde hay diversión.

Pero es seguro que cuando usted este necesitando un reloj, no piense ni le importe la historia del reloj, la manera como es que fue evolucionando con el tiempo hasta llegar a ser tan exactos como ahora. Al fin y al cabo, ¿de que le sirve a uno un reloj exacto las veces que por ejemplo se le hace tarde para llegar al trabajo? Más bien podríamos desear que los relojes no fueran tan exactos para así echarle la culpa de nuestra tardanza.

En resúmen, si usted busca un reloj de los tiempos del abuelo que le recuerde a una herencia familiar del pasado lejano, o si busca algo duradero que algún día pase como herencia a sus hijos, o que solamente quiera algo práctico o alegre, sepa que hay el reloj ideal para usted, solo tiene que hacer un pequeño esfuerzo para conseguirlo.


NOTA SOBRE EL AUTOR:

Andy Lipps es propietario de un establecimiento especializado en relojes, y mantiene un sitio web donde se exhibe una buena selección de relojes, incluyendo a los que arriba se describen:
Reloj del abuelo, reloj con medidor de temperatura, relojes de guachiman, reloj atómico, de escritorio, musicales, nauticos, de diseñador, y mucho más.

TERMS OF REPRINT - Publication Rules (Last Updated: May 11, 2006)
Our TERMS OF REPRINT are fully enforcable under the terms of:
The Digital Millennium Copyright Act
http://thomas.loc.gov/cgi-bin/query/z?c105:H.R.2281.ENR:



Arriba
ARRIBA