Orión - ezine de divulgación literaria
Cuentos Arabes - fantasía y realidad. Excelente lectura para niños y adultos porque  
entretiene y enseña algunas verdades de la vida - fábulas. Lea también  
aquí un análisis de la estructura dramática de estos cuentos  
Sherazade, (Gerenarda), es bella, inteligente y valiente. Pero además de esas
cualidades, tiene un arma secreta que la usará para convencer al Sultán...

Cuentos Arabes - SherazadeEn uno de los cuatro mayores imperios que han existido en lo antiguo, reinó un monarca poderoso de la dinastía de los Sasanidas, que después de haber extendido sus dominios más allá del Ganges, en la India, y llegado hasta las fronteras de la China, murió, según refieren las crónicas del antiguo imperio persa, que es el grande imperio a que nos referimos, lleno de gloria y poderío, amado de sus vasallos y temido de sus enemigos, habiendo sido el monarca más admirable de su época, tanto por su valor como por su sabiduría.
De los hijos que tenía, el mayor, llamado Chabriar, subió al trono; pero, amando entrañablemente a su hermano menor, quiso darle muestras de su cariño compartiendo con él la herencia de su padre, y le cedió la Gran Tartaria; haciéndolo rey de ella.
Chazeman, que así se llamaba este hermano querido, pasó pues a tomar posesión de su reino y estableció su corte en Samarcanda.
Pasados algunos años, lejos de entibiarse en Chabriar el cariño que profesaba a su hermano Chazenan, se avivó con la ausencia, y sintió grandes deseos de verlo, y con este objeto le envió una solemne embajada rogándole que viniese.
Apenas tuvo conocimiento el rey de la Gran Tartaria de los deseos de su hermano, cuando se apresuró a satisfacerlos; y, después de haber reunido los ricos presentes que pensaba ofrecerle y puesto orden para el gobierno del reino durante su ausencia, estableció fuera de la ciudad su campamento con el fin de emprender su viaje al día siguiente. No quiso, sin embargo, pasar aquella última noche sin volver a abrazar a su esposa, a la que amaba tiernamente, y, regocijándose interiormente del placer que iba a causar a aquella con su visita inesperada, se volvió a su palacio secretamente y se encaminó a los aposentos de su esposa, a quien pensaba encontrar triste y llorando por su ausencia. Grande fue, pues, su sorpresa al hallarla en compañía de un oficial de la corte platicando familiarmente con él.
Pasado el primer estupor que le causó este descubrimiento, arrebatado por la ira, se arrojó sobre los delincuentes y les quit� la vida, volviéndose en seguida al campamento sin dar a nadie cuenta de este suceso.
La infidelidad de su esposa le causó un pesar tan hondo, que nada podía distraerlo de su melancolía. Así fue que cuando llegó a la corte de su hermano, en donde fue recibido con gran pompa y con todo género de honores y de obsequios, el sultán no pudo menos que notar el velo de tristeza que cubría el rostro de Chazenan, sin poder atinar la causa de ello.
Un día que el sultán Chabriar había partido con toda su corte para una cacería dispuesta en honor de su hermano, a la que éste no quiso asistir pretextando hallarse enfermo, pero en realidad para entregarse más a su sabor a las tristes reflexiones que su desgracia le sugería, hallándose asomado a una de las ventanas del palacio que habitaba, vio salir al jardín, por una puerta secreta, a la sultana esposa de su hermano, seguida de otras muchas mujeres, y ocultándose para observar lo que hacían sin que de ellas fuese visto, pudo convercerse de que la misma desgracia de que él había sido víctima, la misma o mayor cabía a su hermano el sultán.
La vista de las escenas que presenció, de tal manera cambiaron sus pensamientos, que al volver el sultán Chabriar de la cacería, lo encontró transformado, alegre y risueño.



ENLACES

Cuentos y fábulas árabes en este sitio:

Gerenarda (Sherazade)Gerenarda y el sultán Este es el comienzo de la historia; Gerenarda es la hija del Gran Visir ...
El Asno el Buey y el Labrador Una fábula en la que el Asno, creyendo que hace un favor al Buey, le da un consejo que ...
El Gallo, el Perro y la Mujer del Labrador Fábula que cuenta el Gran Visir a Gerenarda para enseñarle ...
Click en siguiente enlace para leer estas historias fantásticas:
Gerenarda y el Sultán

Más cuentos y fábulas árabes en este sitio:

El SultánEl Mercader y el Genio Este es la primera historia que Gerenarda cuenta a su hermana Diznarda y al Sultán ...
El Genio y los tres viejos Segunda noche - nueva fábula que Gerenarda cuenta a Diznarda y al Sultán ...
Historia del Anciano y de la Cierva Tercera noche - Gerenarda cuenta la continuación de historia anterior ...
Historia del Viejo y de los dos perros negros Cuarta noche - Gerenarda cuenta continuación de historia inconclusa de noche anterior ...
Click en siguiente enlace para leer estas historias fantásticas:
Fábulas ejemplares


Análisis de Cuentos Arabes

Los Cuentos Arabes se conocieron en Europa a fines del siglo 18, pero se supone que fueron escritos y adaptados por los árabes entre los años 1250 y 1517. Estos cuentos fantásticos, de autoría anónima, son una compilación de diversas historias originarias de la India, Arabia y Persia (hoy Irán). La historia de Gerenarda en sí, es considerada en segundo plano, más importancia tienen los diversos cuentos por separado, como por ejemplo los cuentos sobre Aladino y Ali Babá que han sido ampliamente difundidos como unidades separadas.

Cantidad de palabras: X
Formato: Cronológico lineal contado en tercera persona, tiempo pasado.

Las Mil y Una Noches es un clásico ejemplo de cuentos con final feliz. Son cuentos que nunca pasan de moda y son los favoritos de la gente joven. Para analizar esta obra hemos separado la historia de Gerenarda, (Sherezade), dejando de lado la mayoría de las demás historias porque la obra completa es demasiado extensa para el formato de este sitio. El cuento completo viene a ser como un collar de perlas: el collar consta de un hilo donde se engarzan las perlas. En el cuento Gerenarda, quien está caracterizada como una bella e ingeniosa muchacha, crea los cuentos y los engarza uno a uno en el hilo invisible de la trama hasta llegar al final lógico y verosímil.

Entonces, nos encontramos ante un cuento de propósito, esto es que el/la protagonista desea fuertemente, urgentemente, obtener o hacer algo importante (que no tenga el objetivo de sólo satisfacer su vanidad o ego). Puede ser por ejemplo, la defensa de los débiles ante algún potentado. Para conseguir este objetivo, él/ella pone todo su empeño en la empresa, y al final puede o no conseguir su propósito: éxito o fracaso. En este caso, Gerenarda decide emprender la peligrosa tarea de salvar a las doncellas del reino arriesgando su propia vida, lo cual la hace un personaje simpático y querido. Debido a esto, el lector joven rápidamente la hace su heroína. Ella está dotada de todos los atributos necesarios para triunfar: belleza, valentíaa y principalmente ingeniosidad, tiene también un arma secreta que ella sabe manejar muy bien: su habilidad para contar cuentos. Pero también ante ella se levantan varios escollos a los cuales debe vencer uno a uno. El primero de ellos es la oposición del padre. En este primer escollo ella sale victoriosa. En el segundo escollo también sale victoriosa cuando convence al sultán de aceptar a Diznarda para que ingrese a su dormitorio por la mañana para contarle una historia. De este modo la heroína se juega la cabeza noche a noche y mantiene al sultán y a su audiencia en suspenso. Existe el temor de que si falla en interesar al sultan una de esas mañanas, éste puede mandar a que le corten la cabeza.

Gerenarda tiene un doble objetivo, el primero es mantener al sultán pendiente de sus historias y paralelo a ello, cuenta también con el amor que pueda despertar en él hacia ella. Cuando termina de contar las historias ella ya está encinta y da a luz un hermoso príncipe que termina por convencer al sultán para que derogue el fatal decreto, motivo de sus aflicciones. La victoria no ha sido fácil, ella gana debido al buen uso de su arma principal (su habilidad para contar cuentos), nunca por otra cosa o ayuda exterior o acciones vedadas. Sólo así este final feliz es valedero y plausible.
Rolando Sifuentes, 2006




Visite también las páginas de poetas. Click en enlace para acceder a Poetas peruanos de todos los tiempos

Arriba
ARRIBA