logo
Poetas Peruanos
Leoncio Bueno - poeta proletario peruano y su poesía comprometida  


PCs y componentes
TigerDirect

                      ÑOQANCHIS

 

                     (Nosotros)

 

                        (1)

 

 

     	Nosotros somos un poco apáticos

             	no nos preocupamos mucho

     	Nosotros tenemos otros más responsables

             	que se preocupan por nosotros

     	compañeros de buena labia

     	que han estudiado mucho

 

     	Antes de cada mañana ellos ya están enterados

             	exactamente de lo que debemos hacer

 

     	Ellos se pasan la vida ante los libros

     	mientras nosotros nos divertimos

             	derrochando energías en las fábricas las minas

             	las factorías y los pueblos jóvenes

     	Ellos conocen las últimas noticias/saben cuál es la voz

             	ubican exactamente los textos

             	el pensamiento apropiado/la cita pertinente

 

     	Nosotros no somos nada interesantes no tenemos buena

                             	presencia

             	hablamos poco tenemos pésima memoria

             	y un deplorable balance cultural

 

     	Eso sí: la sudamos toda - ¿eh? - de sola a sol y a veces a

                             	pan y agua

 

     	y en las grandes turbulencias sociales

     	somos los que con más entusiasmo ponemos los muertos. 




MADRIGAL DEL CAZADOR SIN PRESA

Perdóname, Perucha, por no haber vencido.
Por no traer entre los dientes la víctima cobrada.

Yo te pido perdón
por no servir para ave de rapiña,
por ser,
sólo un fabulador insolvente,
enamorado, Perucha,
de tu pan asequible




UN VIEJO FAUNO SE DESNUDA

Ya casi piso el medio ciento,
a los gerentes no les gusta mi edad
y es tiempo de buscar otra chamba,
pronto me echarán a la calle los cacharros del «Túngar».
¿A dónde ir a parar?
¿Quién va a emplear a un tío cincuentón?

Ebra soñaba con una cigarrería,
donde acudieran prostitutas
a arreglarse el pelo ante un espejo;
el viejo Faulkner, con emplearse en un lupanar;
¿Qué mejor ocupación para un viejo anarquista?
Por favor, señoras prostitutas,
honorables cabronas,
tengan la bondad de atender este aviso importante:

«Hombre cincuentón de aire azambado,
curtido en actividades subversivas,
condenado a largos años de presidio,
sabedor de las mañas del hampa y de la poli,
ex soldado de caballería,
diestro en el manejo del arma blanca
y toda clase de armas de fuego,
sabe preparar bombas caseras de gran poder,
beber sin emborracharse,
amanecerse de claro en claro cumpliendo una consigna
o, cabalgando sin bajarse, toda una noche sobre el níspero;
poeta brevetado con libros publicados,
chofer lechucero sin ninguna papeleta, etc., etc.;
ofrece sus servicios sin pretensiones a burdel
o casa de citas de Lima o del extranjero.

Dirigirse a Restauración 160, Lima, 5. PERU»




        REBUZNO PROPIO

Cojo la pluma y ¡nada!
cada vez soy más sopenco
Quevedo

Escribo, canto,clamo y proclamo,
pero aún no suena
mi escuálido quirquincho.

Siembro, podo, barbecho, Siembro,
vuelvo a podar, barbecho
sin descanso, mas no veo
crecer mi verdolaga.

Ando, camino, sudo
la gota gorda hollando
inhóspitos senderos
y siempre estoy reptando a tientas
lejos de mi propio recoveco.

¿Hasta cuándo,
no voy a articularme
mi rebuzno propio?

Hiervo, cocino, aderezo; sirvo
y a la postre cuaja, pero no cuaja
mi propia salsa.

Tiempo ha que machaco y le doy de alma
a esta mollera dura
por saborear deveras mi sandía.



ARRIBA